martes, 28 de julio de 2009

Centro de Convenciones, una necesidad



Por Rosa Arce Pedroza

Toda ciudad que se precie de ser cosmopolita, competitiva y líder en la atracción de turismo de negocios debería contar con su Centro de Convenciones.

Considerada la cuarta ciudad en importancia en el país después del Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara, Tijuana carece de un lugar exclusivo para la realización de exposiciones, congresos y convenciones, necesidad que ha sido suplida a lo largo de los años por los hoteles locales, incluso con terrenos desocupados.

Sin embargo, después de varios intentos e incluso ceremonias de primeras piedras fallidas, el proyecto podría verse materializado en el 2010.

En septiembre del año pasado, se llevó a cabo el anuncio oficial de la construcción de este recinto denominado “Centro de Convenciones Metropolitano”, que se localizará en una superficie de 10 hectáreas en el Ejido Mazatlán, en la carretera escénica Tijuana-Playas de Rosarito, con una inversión superior a los 400 millones de pesos.

El proyecto en su primera etapa contará con un área de exposiciones de más de 18 mil metros así como un centro de negocios.

Mientras algunos municipios como Ciudad Victoria en Tamaulipas anunciaron en abril pasado las obras para construir un nuevo centro, la ciudad apenas va por el primero.


Una obra necesaria

El Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT), planteó hace más de diez años la necesidad de contar con un recinto para convenciones, mismo que es considerado como uno de los proyectos emblemáticos que impulsa el organismo, por los beneficios económicos que traerá a la ciudad.

El presidente del CDT, Miguel Velasco Bustamante, destacó que este proyecto servirá para estimular a la actividad económica con un efecto multiplicador de amplio espectro y de alto valor agregado.

De acuerdo al Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana (Cotuco) en lo que compete al mercado de congresos y convenciones del 2006 al 2008 se registraron en la ciudad un promedio de 44 congresos y 11 convenciones.

La afluencia estimada en este periodo fue de 27 mil 600 congresistas y 6 mil 50 convencionistas, los cuales dejaron para la ciudad una derrama estimada en su conjunto superior a los 230 millones de pesos con una estadía de 3 días.

Esto sin considerar además una serie de eventos, ferias, expos, eventos deportivos y seminarios, encuentros, entre otros que también se desarrollan en el municipio anualmente.
Lógicamente se estima que estas cifras se incrementarían considerablemente al existir un lugar específico para recibir este tipo de actividades, de acuerdo a un estudio realizado por la empresa Tradeshow Week, Tijuana podría recibir 20 eventos grandes al año, sólo por debajo de Monterrey y Ciudad de México, además, de 15 a 30 seminarios y de 5 a 10 eventos locales.
La demanda proyectada de asistentes para el segundo al tercer año de operación, sería de 399 mil 812.

Asimismo, esta obra posicionará a la ciudad en el mapa internacionalcomo un destino competitivo, profesional y líder en la atracción de turismo de congresos, reuniones y ferias, dijo.

El organismo encabeza por parte del sector privado, la batuta de esta obra, para lo cual se integró dentro del consejo una Comisión de Centro de Convenciones, coordinada por Gabriel Camarena Salinas, quien fuera ex presidente del Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana (Cotuco).


Entre sus primeras acciones fue la contratación del estudio con Tradeshow Week, de dicho análisis emanaron una serie de recomendaciones sobre las dimensiones, segmento, mercado meta, entre otros factores a considerar en el proyecto del Centro de Convenciones Metropolitano.

Por ejemplo, se sugiere la construcción de 30 mil metros cuadrados en el área de exhibición, 7 mil 500 metros cuadrados para sala de congreso y de juntas, pero además la necesidad que éstos cuenten con divisiones para adecuar espacios más pequeños según las necesidades.
De igual forma se propone la existencia de mil 500 a 2 mil cajones de estacionamientos y la edificación de un hotel con al menos 500 habitaciones o 2 con capacidad de 250 habitaciones cada uno.
La consultora subraya que hay nichos de oportunidad para la ciudad en segmentos económicos poco atendidos o desatendidos por los grandes centros de convenciones en México como el aeroespacial, arquitectura, comunicaciones, contaduría, electrónica, joyería, naviera, minería, música, y textil, por mencionar algunos.
Durante el 2008 de acuerdo al ranking anual de las ciudades que mayores convenciones ferias y exposiciones realizan, Monterrey lidera la lista con 48 eventos, por arriba de la Ciudad de México con 35; seguida de Guadalajara con 19; León también con 19, Cancún con dos y Puerto Vallarta uno.


Tijuana: Destino de negocios

El Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) destaca como destinos para el turismo de negocios en el Norte del país, a ciudades como Tijuana, aún careciendo de un centro de Convenciones, Chihuahua y Monterrey, que sí cuentan con uno, sobre todo ésta todo esta última donde existe el centro más grande en el país: Cintermex.

El organismo, subraya además a la capital del país como el principal destino, pues en el se encuentran la mayoría de las cadenas hoteleras y grandes centros como el Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones (World Trade Center), con áreas de exposición, congresos, convenciones, eventos especiales y banquetes.


Otros centros de interés para este segmento en el D.F. son el Centro Banamex, Expo Reforma, el US Trade Center, la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI , Exhibimex, el Auditorio Nacional, el Palacio de los Deportes, Expo Santa Fe, y el Polyforum Cultural Siqueiros.

Otras ciudades de la zona Centro de México, cuentan por lo menos con un centro de convenciones, infraestructura y servicios específicos para la celebración de un congreso o convención.

Entre ellas destaca el CPTM en Toluca, Guanajuato, León, Guadalajara, Morelia, Puebla, San Luis Potosí, Acapulco, Taxco, entre otras.

De acuerdo a la firma de Consultoría en Gestión de Destinos, el turismo de negocios sigue consolidándose como una de las palancas que impulsan el desarrollo turístico de los diferentes destinos en México, ya que contribuye a elevar el gasto promedio y estadías de los visitantes.

Éste es un segmento especializado que demanda una alta de calidad de servicios, profesionalización y certificación de la industria, el cual derrama más del 39% del flujo total de divisas que compete a la actividad turística mundial, refiere dicha consultoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada